16 de enero de 2016

diminutillos

181. 

Impostura de importación
a diez jureles el azumbre
sin instrucciones ni garantía
espeso en su podredumbre 
con náuticos gusanos gritando:
«¡no se admite devolución!».

Resultado: costuras al aire
impostado el impostor.
Importa más que el hombre
la mentira que compró.