27 de febrero de 2016

diminutillos


187.

Pude ser muchas cosas en un mundo inexistente

Pero he venido a encontrarme
en esta media vida demediada

Pude ser muchas cosas
Y no esta costumbre de vacío

En un mundo decorado
acumular muertes
poder ser y acabar
sorprendido por la nada

2 comentarios:

Moisés dijo...

Las vidas paralelas también se viven. Todos pudimos ser y no fuimos muchas cosas. Pudimos ponernos otros disfraces. Somos lo que somos, lo que fuimos y lo que pudimos ser. No descarto la reencarnación para cumplir mis pudimos.

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Somos lo que fuimos y lo que dejamos de ser, así es Moisés, pero sobre todo somos la manera en que lo integramos todo, esa sorpresa de la nada y esa búsqueda de verdaderos elementos valiosos en el mundo decorado. Un abrazo