31 de mayo de 2016

diminutillos





194.

¿Cuántas veces has plegado la verdad?
Llegado a un número de dobleces, desaparecen las
                                                                    versiones
y sólo queda cacareo en el laberinto

4 comentarios:

Moisés dijo...

Hay veces que es necesario convertir la verdad en un gran bola y desecharla, porque no beneficia a nadie. No es que apoye la mentira pero la verdad descarnada puede hacer mucho daño.

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Bueno Moisés es que cuando la verdad y el sentido común se han doblado-adaptado tanto a la versión oficial de nuestras vidas, esa en la que hemos eliminado la iniciativa y el deseo de mejorar, es mejor, como tú bien dices, reiniciar.

Un abrazo.

Rarra dijo...

Pienso lo mismo también.
Cuando nos hemos dobl-eg-ado tanto, tras un montón de capas, tras una verdad tan opaca,a veces,hasta para nosotros, nos cuesta darnos cuenta de que, en realidad, vivimos sumergidos en mentiras transparentes. Mejor retirarnos de todo la influencia de lo externo y buscarnos a nosotros mismos para estar a gusto en nuestra piel.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Rarra, creo que hablamos de conciencia, de precisión a la hora de percibir el mundo y, también, de hacerlo sin esa pátina de costumbre y ley no escrita que nos convierte en ganado. Gracias por pasar y dejar tu opinión, ponte cómodo o cómoda... bueno, ponte como más te guste. Un saludo.