9 de mayo de 2016

Los tantos tontos



Aspiré a cima de decorado en picado
Aspiré el humo de las ideas manufacturadas
Aspiré alientos que me desalentaron
Aspiré a tanto que olvidé el aire y la poesía
Olvidé aspirar al lienzo callado
Olvide los misterios y estar vivo
Olvidé tener ganas de morir a la intemperie

A tanto que me tose el seso
A tanto que el motor bizquea
A tanto que ya no respiro fuera del fango
Aspiré a algo que no era mío ni era yo
Aspiré a ser uno de tantos tontos olvidados