30 de junio de 2016

Como el gato y el perro



El gato enseña a matar la ansiedad por ser amado
El hombre muestra la narrativa del engaño
El silencio su cara más fértil si te callas
y dicen que el perro educa en fidelidad

Mal dicho
es catedrático en suspicacia
de él aprenderás paciencia
o tolerancia
a comer con hambre
pero no fidelidad
porque el gato y el perro
el silencio y el hombre
sólo son fieles a sus pasiones

Quiero saber mirar
desaprender como el que despelleja una pared
contemplar
al hombre aprendiéndose sin memoria en silencio

Quiero apasionarme sin intermediarios
rodeado de animales incapaces para la mentira


2 comentarios:

Moisés dijo...

Quien tiene perro y/o gato sabe lo que te hacen aprender... Dicen que los seres humanos nos dividimos en amantes de los perros o de los gatos, pero he visto perros que se llevan bien con los gatos y gatos (y perros) que no se pueden ver con los de su especie. Las relaciones en el mundo animal son tan complejas....

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Como las nuestras Moisés, como las nuestras. Cuestión de educación también, aunque en el caso de los bichos influyen otros aspectos que se nos escapan, qué pena no poder hablar con mis gatos para preguntarles. Gracias por pasar a comentar amigo...