24 de octubre de 2016

diminutillos

214.

Hay un huerto de hambrientos hombres
Retorcidos restos y rescoldos
de lo que fue fuerte y se ha fundido

Hay intentos tuertos y caminos engolados
Demasiado de tanto todo
que vivir se hace de prisa
y darse cuenta se hace añicos

Hay un huerto en cada hambriento
piel ceniza del consumido
terreno ignorado y fértil
posos presentes en todos los destinos