8 de diciembre de 2016

diminutillos

220.

Me aferro a lo que la manos construyen
a lo que la oquedad demanda

Me aferro a ese control imposible 
pringado de una realidad que escapa

Me agarro al tacto inventado
de los objetos con alma