22 de febrero de 2017

Articulado

Es demasiado tentador. En mis delirios de individuo aislado me creo siempre original, qué estúpido, pero me parece que el influjo de los pronombres y los artículos ha llevado por el mal camino a otros fatuos antes que a mí.

Porque articulan unos; articulan muñecos de la infancia, pensamientos de la época del sarpullido y la erección, y hoy confunden con una deliciosa malicia, incitan a descreer y a retar el absoluto que anteceden. Y porque otros sustituyen al nombre, decía el libro de texto; pero no solo ejercen una vicepresidencia lingüística imprescindible, son grandes fingidores y suplantan a su superior; se burlan de él y lo convierten en alguien idealizado o en un fantoche. 

Por eso estos versos improvisados. Porque cayeron de improviso a la cuna de la improvisación moderna: tuiter y su posibilidad de etiquetar hasta que no quede nada. En este caso la categoría elegida fue #Esunponé.

No sé cuanto me durará esta fase, pero ojalá hasta que no quede un yo al que tú puedas mirar a los ojos y al que él pueda llorar e idealizar. Os dejo con los textos.

I. 

No acabo de ser yo
el que se levanta
cada mañana a ser otro

***

Tú que vas a decir.
¡Eso lo dirás tú! Esa es tu opinión...

Que nada vale
y que te excluye
del privilegio de ser
Nosotros

***

Todo lo que hago lo hago por ella
incluso ser mi peor yo

Todo lo que hago lo hago por él
incluso no ser nadie

No hay comentarios: