28 de marzo de 2017

Prohibido encender fuego en el monte

Todo el pueblo, este mismo pueblo
subió al monte hace diez veranos
Hoy el odio se ha regenerado
la rutina complaciente asfalta las calles
Todos devoramos el humo a parpadeos
y perdimos y nos consolamos 
Pero nadie les habló a los niños
de como huele la retama quemada
ese ritual de incienso y el funeral
en los pasos que bajaban a las casas
ignorantes de los primeros brotes 
ya bajo la ceniza y sobre los pechos
Aquel verano juntos, revolucionados
y revueltos; juntos todos menos

Quizás otro verano y el mismo fuego
que nos suba a todos al monte para ver
qué nació de lo que nunca estuvo muerto
Un incendio que nos distraiga 
de este vivir quemados, de este seguir
siendo separados un pueblo disperso

No hay comentarios: