18 de abril de 2018

Romanticismo replicante

Tuberculosis. Tubi, para abreviar
Sois tan románticos

habéis elegido la muerte
y el miedo
lo exótico turístico
para olvidar la aventura
y tenéis un perro: Tuberculosis
y adoptáis poses
y perdonáis vidas
y os huele el vacío
a festín de cloroformo a cubos
bebéis betadine con ginebra
y todo lo cogéis con pinzas

Sois tan románticos

tan asépticos
tan crédulos
tan buenos ladrillos
seguidores fieles con cencerro
índices de miseria
y justicieros
uñas pulcras de manicura y careta
no tenéis vergüenza y hacéis 
lo que sea necesario siempre que tenga
instrucciones
dejáis en desuso a vuestros mayores
a vuestros comunes sentidos
gritáis y os tapáis con viernes 
esa úlcera diaria
tan correctos

Sois tan románticos

que regaláis flores por las redes
y consejos
y sentencias
y sonrisas como yesca
y rituales de ingreso a la nada
que cortan y agreden
pero no sabéis a qué huele el nardo 
debajo del sobaco de vuestros dioses
Sois amantes del plástico
os dan pena las focas 
pero os preocupa más como sacar
la mancha de sangre del hielo
os agobia
que se os note demasiado
la pelusa 
y esa boca de ombligo
insaciable
pero vestís pieles humanas y silencio
usáis los fogones para decorar
el plato que clama unas lentejas
todo es posible en vuestra mezcla diaria
no tenéis piedad
porque sabéis que en las cosas sencillas
no hay donde esconderse

No hay comentarios: