2 de mayo de 2018

diminutillos


265.

Como la boca dulce
de bulbo y orilla,
en tu pecho soplado
vidrio de la primera flor.

¡Azúcar! ¡Agujas!

Dolor de la higuera
que quiebra el aire común
cuajado de prisas
y se ríe y te apremia:

Ven frente a mí,
abre tu voz al fruto,
basta de vocal seca.

Cuelga las promesas,
las vetas duras del año,
del olor de mis brotes

¡Azúcar! ¡Agujas!

Labios de dientes blandos,
lengua desarticulada.
Melaza, alcohol y trino.

El milagro repetido del nudo
se despereza

No hay comentarios: