6 de noviembre de 2019

diminutillos

306.

Llaman luz a su interés.
Hay que arrojar luz al asunto, dicen.
Pero la luz no puede ser tomada,
no puede ser proyectil
para cegar a los iguales.

Parece que hablen de enterrarlos en luz,
de celebrar una masacre.
Funeral y gurú corren de su cuenta.