30 de enero de 2020

Sueltos


2.

Saber que ya miramos a otro lugar
ajeno asiento clavo cruz y sonrisa
puesta para disimular
al lado de la inexistencia
al lado de la complacida servidumbre
al lado suyo donde no hay
nada más que cuerpos abandonados
a una suerte de boca llena
sobre el andamio de nuestros huesos

aun falto de toda atención
me rebelo
me quedo mirando fuera
durante días
fuera a la hoja en el pico del mar
viento y cauce lumbre y pez
conforme con la migaja de luz
que escapó de su fortaleza

mirar a donde haya vida
recuperar
el aliento la puerta el bosque
el terreno donde fuimos
arrebatados
mirar la pisada de sangre
la espalda de sal el humo que exhala
la ciudad
romper
el mando
del hambre teledirigida