3 de marzo de 2020

Sueltos


8.

No hay que cambiar la realidad
es imposible
mejor centrarse
en la purga de lo impuesto
en que deje de decir y obligar
    todo lo que quedó grabado en la carne
    todo ese hablar sin voz del niño que mira y quiere
aprender a vivir
y se queda a las mismas puertas que sus ejemplos
de leche y vara

No se puede cambiar la realidad
porque la realidad es la tapadera del desastre
a ella van los confusos con su sed de la mano
a abrevar cuando no saben tocar lo que saben
esa razón que no es pensada ni sentida
y que los llevará a la pérdida y al cambio que los borre

No se puede hacer
porque lo cierto es río que se escurre
intuición abajo de la gente
hacia los territorios sin suelo que pisar