14 de agosto de 2020

El censor sube al púlpito

Censor, Púlpito. Acercamientos
Vienes aquí a convencer
y fracasas
a ofrecer tu discurso bien envuelto
como si tuvieras algo
en la azotea que fuera
capaz de volar sin brinco
como si tuvieras hambre
de nacer en otro ser
sin cuesta ni manijero
en otro cuerpo sin cuerpo
capaz de no desear
las luces de otra orilla
vienes aquí a convencer
y fracasas
hablas por una boca que no te pertenece
como si fueras a un sitio vacío
como si descubrieras el origen del verbo
y fracasas
no atiendes la lección del quedar corto
no te dejan oír los brindis y las risas
no distingues las palmas del granizo
y fracasas
sin saber que la caída será
y fracasas
aunque hoy podrás dormir

Vienes para tocar
la chispa la paz la tregua
breve de ser atendido
pero ya es otro día y ha pasado el efecto
te nacen las palabras de otros las usurpar
aprietas los labios para que digan
la muralla habitual de sandeces
y llegas a la fractura
al punto exacto donde las entrañas
se convirtieron en hueso
al momento justo del dolor
tomando la palabra que desmonta
la versión oficial
que se ocupa de dar vueltas
de ocultar ese pálpito que dice:
no soy yo ni es mi boca ni es mi gente

Vienes para procurar que no salte
el candado ni el niño
y fracasas