26 de enero de 2021

Sueltos

36.


qué pena darse cuenta
tener que acurrucarse
en el alud
              de la conciencia niña
                                      caer
de bruces en la verdad absoluta:
un aprendizaje defectuoso
que se hizo cálculo y se enquistó
menuda excusa
tanto tiempo a ciegas
era de la criatura este cerco
alarma
y no amistad ni amor
lo que conservaba algunos vínculos
tensos
los mantenía en vilo
más cal que arena
muralla con vigía
aferrarse al otro como a un bastón
solo cuando el dolor ha de ser expulsado
no como un hogar
ser la carne abierta de suspicacia
que no interese del amigo ninguna duda
usarlo como llave para el búnker
qué triste esta parálisis
la estiba roñosa de las afrentas
no haber sabido
no haber podido
no haber mirado
no ofrecerle jamás la lumbre o el refugio