21 de marzo de 2021

Sueltos

42.


regresa

para ahuecar un nido en la fisura

entre las ramas

entre los surcos

entre los niños

 

se espesa

en la grieta en la herida que recoge

los huesos del invierno

naranjas en las cumbres

asombro de ser libres

 

con nosotros a cuestas

se arrastra va despacio remonta nuestra espalda

y besa aquellas piedras

que dejamos sin tirar

las pare siendo espasmo en nuestras manos:

el reto de romper la superficie

nos deja decidir

nos da razones nuevas

nos tienta y nos aturde

 

El poema

 

es animal que sabe

lamer al moribundo

e iluminar los pórticos