23 de diciembre de 2014

diminutillos

121.

Mejor cerca que valla,
vaya que pero,
mejor ahora que ya.

Mejor opción como nombre
que como sinónimo de medrar.

Mejor,
mucho mejor
dormir mucho que dormitar.

17 de diciembre de 2014

Cuándo llamaremos a las cosas por su nombre

cuándo llamaremos a las cosas por su nombre
catálogos a los periódicos
contrato al amor
huida al circo mezclado con pasarela
ladrones a todos los ladrones
cabrones a todos los cabrones
imbéciles a todo el que se lo gane a pulso
y muestre su trofeo y su lugar
en la mentira universal de la lista de precios


la música espanta pájaros y atrae telones
y el espanto el pan nuestro de cada día
solo para algunos pocos
que lo muerden con tus dientes
que lo tuestan lo queman
y lo tiran con desprecio
a las fauces de sus perros con esmoquin

cuándo hablaremos por nuestra boca
sin hacer búsquedas ni apretar el culo
sin anticipar siempre un final para todo
un muro ni muy alto ni muy bajo que nos proteja
doble de tejas y nata en el techo que nos resguarda
cuándo servirá la palabra para pisar nuevas tierras
tan extensas que ya no tenga la belleza
que vomitar para que la atendamos

cuándo escogeremos a la primera la opción inútil
pobre hermosa verdad enferma

pobres palabras mudas 
pobres los hombres que desgastan su ingenio
en tecnologías para desarreglar los nombres
pobres incapaces de asumir 
los restos en sangre de su sorpresa 

13 de diciembre de 2014

el niño de los ojos de almendra

secuestré al niño de los ojos de almendra
le di de comer mi hambre a la cubana
secuestré sus dudas sobre el color del agua
le ofrecí un sueño con sueños amables
lo encontré acurrucado entre largas piernas
«No van a ningún lado» y temblaba
le dí la mano «prefiero el corazón y el futuro;
llévame y te contaré un secreto».

Nos fuimos partiendo dejándonos atrás
Nos fuimos alejando hasta el nacimiento
del olvido llegamos a ese pinchazo sutil
en la piel del pasado el minúsculo punto
de donde brotó la primera sangre ajena

«hemos llegado,
aquí es donde partiste en dos el mundo»
y me dolió como solo duele la conciencia
de los errores repetidos hasta la muerte

10 de diciembre de 2014

diminutillos

120.

soy el que desea el campo a pesar de la alergia
la sencillez a pesar de los escondrijos barrocos
la última oportunidad en el último tren del día
el cadáver elegante el orador el invitado ausente
el cubo de lágrimas y el vivo aferrado a su bollo
soy un hombre empeñado que nadie reclamó
soy alguien desprendido de su propio alguien

6 de diciembre de 2014

Petardos, tormentas y una perra asustadiza

El discurso de la realidad es un temporal impredecible y me parece que los meteorólogos tienen los sesos un poco apulgarados como para dar asilo a un método que, de una vez por todas, arranque algo de lucidez y humanidad a tanta ola impredecible.

No hay que tener miedo a las tempestades ni a los rayos, tampoco al futuro. Tantos años de evolución finiquitados en esta calle sin salida; en los dos minutos, tirando por lo alto, que dedicamos cada mañana a a autoconciencia mientras nos aseamos o cagamos para salir guapos, vacíos y resignados a que nos tortee la ventolera. Tantos años mejorando la especie no pueden desembocar en una conducta tan parecida a la de La Jara, la pastor alemán de mis tíos, que se escondía bajo la cama cuando los niños tiraban petardos en la calle. Pero como era un animal enorme no cabía bien ahí abajo y parecía que iba a sacar el somier en procesión. Colchón, almohada y sábanas terminaban desparramados por el suelo; era un patético espectáculo ver como se mecía el armazón de la cama al son de las explosiones. «Nuestra señora del tapifle», bromeaba mi tío y todos estallábamos en carcajadas.

Absurda historia, lo sé. Pero me da en la nariz que se nos está poniendo a todos una cara de pastor alemán que no se puede aguantar. Parece que esta tormenta está furiosa y no tiene pinta de amainar y que los petardos no van a callar de momento.

La única diferencia que veo entre nosotros y la pobre Jara es que las risas que tú escuchas no son de la gente que te quiere. No son risas indulgentes que después derivan en muestras de afecto, me parece que no. Pero risas se escuchan, eso seguro.

En este hoy donde los meteorólogos son cuentistas baratos que escriben sus historias con veneno, condescendencia y escasísima humanidad; no podemos permitirnos ser costaleros de los mullidas lechos de estos juglares del embuste.

¡Qué la tormenta no nos vea temblar! Es más falsa que un pollo de goma: agua que moja pero no cala. Me ha costado una vida darme cuenta de esto pero ya noto como mis huesos se han secado y vuelven a mantenerme de pie. Ya floto y elijo la ola que intentará ahogarme. También me río más.

Si ellos inventan, tú ve un paso más allá y crea. Sus invenciones son tecnología de humo, tus creaciones te acompañarán siempre.

¡Putos petardos!

***



Notas:

1. Los meteorólogos son buena gente, tengo muchos amigos meteorólogos.
2. Sí, soy de esa ciudad: ¡la der colo especial, my weapon! Siempre que pienso u opino hay al menos una procesión implicada

29 de noviembre de 2014

Aprendí mi voz

Aprendí mi voz
no para el grito.
Un loro ahumado
lleno de vicios,
lleno de garras;
mi voz copiaba y rumiaba.

La sorprendí hoy oliendo
las puertas, las pistas,
los puertos, los muertos,
las risas y las prisas.
Hoy mi voz cava y encuentra
su propio eco dulce.

Volví a hablar para decir.
Mi voz ya restañada
recordó al instante su método
y la diferencia
entre entierro y siembra.

Voz capaz de auditorios vacíos,
imantada hacia esos aún cuerpos,
dispuesta voz a no ser artefacto,
a no servir a tanta causa hueca.

Voz con paciencia de semilla
al fondo de la estridente pajarería.

26 de noviembre de 2014

Verbos para modelar

Servir, valer, costar, ganar o perder.



Verbos del no ser. Verbos demasiado usados hoy en día. Acciones correctoras, que quieren igualar a los hombres. Verbos como barrotes.



Como las prendas de mala calidad, las personas de mala calidad tienen etiquetas que son tratados de astrología.



Servir, valer, costar, ganar, haber perdido varias veces antes de alcanzar el éxito según los parámetros estándar.



Primero hay que encontrarse en la abrumadora acumulación en aparente orden de otros productos muy parecidos entre sí. Después hay que tener a mano algo con que pagar y, por último, hay que hilar fino al interpretar las instrucciones.



No se admiten devoluciones ni errores.



No se admiten desviaciones ni nuevas normas.



Solo verbos para no ser como servir, valer, costar, ganar y estar perdido.

22 de noviembre de 2014

No solo de spleen vive el cíborg

Sí, lo reconozco
esto no tiene ni pie ni cabezas 
y aun así: respira

El Autor o perpetrador


nada me haría más feliz que ser devorado por una epopeya
sobre la extinción de la raza humana
sustituida por máquinas de tabaco que canten los nombres
de todos esos muertos al cuadrado
de esos cenizos
pisoteados

Nada me haría más feliz que una masacre sin aspavientos
sonreíd al pajarito pajarracos
tan sencillo como abrir el toril al sol
y todos chamuscados

ser personaje de ciencia ficción: Harrison
elegir mis partes de robot
volver a tener pelo
y oportunidades recién traídas de la lonja
ver como se cultivan lechugas en los estadios
como la gente reza y el papa es una licuadora
ser muy chulo y muy inseguro tras la fachada
tener sexo con todos usando la evidencia del fin del mundo

una cuenta atrás a la que ya nadie prestara atención
coletazos
un perro con el hocico blanco que se apaga
mi pistola láser para cortarme las uñas de los pies
y una secretaria mascando palodú que coja mis encargos
mientras yo en mi despacho me manoseo el alma

nada me haría más feliz
que comenzar justo en ese verso a medio crear
mucho antes de que el exterminio fuera un contrato irrompible
de que las fantasías sirvieran para cicatrizar esta herida rellena
de realidad con tos estentóres y nula consideración

nada me hace más feliz que saberme ese cíborg insensible
vestido de ciudadano que paga sus impuestos
cree en la poesía
y en que algunos buenos se salvarán de la quema



19 de noviembre de 2014

Diccionario del Diablo

ABSURDO
1. adj. El argumento de un oponente. La creencia que, por suerte, no nos fue inculcada.
2. adj. Declaración o creencia manifiestamente incompatible con nuestras opiniones.


Compraba siempre los zapatos varios números más grandes que su insuficiente treinta y cuatro. «Para pisarte mejor», decía.

***

El tercer cerdito convirtió su sólida casa de madera en un secadero de jamones. 
Sus hermanos siguen en paradero desconocido.

***

Cuando ya tenía los labios en carne viva, el príncipe, al inclinarse de nuevo sobre la Bella Roncante, se percató de la caja de Valium sobre la mesilla de noche.

***

«No hay que dar de comer a Cenicienta después de las doce de la noche», le dijo el hada madrina a la madrastra.

El reloj de palacio estaba atrasado diez minutos. Murieron todos.

***

Resulta que Sherezade era contable.

15 de noviembre de 2014

el campo ya no es lo que era

en el campo ya no quedan lobos ni amenazas
solo gente de ciudad y sus manazas
en el campo ya no hay flores ni sembrados
solo búhos borrachos y despeluchados
en el campo las abuelas hacen spinning
sus emepetantos con la Pantoja remix
en el campo los niñatos se ponen palote
con el cuatro ge y los grillos deprimidos
por la extinción del cinco jotas
despotrican contra los tuits usurpadores
vienen a pedirme consejo a desesperado
porque ya hasta en el horno del infierno
el pan es congelado y no hay donde huir
porque allá donde llegues no te habrás movido
ni un centímetro ni un soplido ni un carajo
y te toparás en la única calle de tu mentira
con ese regusto a fritanga y adobo
con la peste a humo escapado y pretensiones
con los pendientes y los casos omisos sin resolver
te toparás con la demanda de las ratas
expósitas
sobre la calidad de la mierda hoy en día
y no podrás más que dormir acusado y excusado
desearás el cadalso y el olvido
y no haber nacido a esta vida de no estar
nunca en calma con las prisiones propias
a este tener por cojones que buscar aparcamiento
hasta cuando sueñas con tu pulsera todo incluido

en el campo hoy
solo hay campistas ineptos
mercadillos con todos los quesos
reproducciones made in China de abuelas con mandil
árboles pelados
algún bar decente lleno de los mismos paquetes
de conversación sobre hijos y alijos

en el campo hoy
hace un frío diferente
que no se combate con abrigo



12 de noviembre de 2014

diminutillos

119.

el problema no es el clamor ni el clamar
no es la evidencia o su ausencia
la injusticia vestida de hada madrina
o la procesión de cegueras selectas

el problema esta sucesión de desiertos
poblados de buitres que comen dátiles
y el niño preguntando si queda mucho
cuando no queda nada

y menos que nada queda
                                            ningún niño
 

8 de noviembre de 2014

diminutillos

118.

Si tenemos que ser salgamos
fuera
de las historias sobre plumeros.
Seamos
nuevos productos de limpieza,
cuentos
con final abierto hacia lo feliz.

5 de noviembre de 2014

Poética

Todo aquello que te haga en las tripas pensantes
lo que la llave en la cerradura le hace a mis gatos.

***

Ese tren que dicen que solo pasa una vez
pasando todas las veces.

***
estar cabeza abajo en equilibrio
sobre la punta afilada de la aguja
y sentir el momento justo en que traspasa la piel,
la conciencia expandiéndose,
la certeza de poder elegir cualquier dirección para la caída.


1 de noviembre de 2014

Ya no

ya no quiero ser uno de nosotros
pertenecer a nuestro conformismo
habitar nuestras escuálidas paredes

ya no quiero la cuesta arriba
ni me creo la humildad del pozo
o el grito engreído del águila

ya no quiero ser ese en el andén
esperado por su hueco y su sombra

ya no seré una distancia que se acorta
ni una madeja de coloridas excusas

estaré en tus preguntas
en mis deseos
estaré en mis piernas
en mis ojos
en la miel intuida
en ese perdón por fin aceptado

estaré bien
sin nosotros
siendo justo pesado y medido

estaré vivo
con mi corazón de cerdo hozando
en el pecho que nunca esperó
ser centro del universo

29 de octubre de 2014

diminutillos

117.

mis acciones
persiguiendo
de mis acciones
perseguido
por mis acciones
pervertido
mis acciones
ese lugar tan siniestro

26 de octubre de 2014

diminutillos

116.

Estás avisado de los abismos bizcos,
de todos los haberes con deuda elevada
y de los seres macizos pero inexistentes.

25 de octubre de 2014

diminutillos

115.

prefiero encontrarme en algún verso
suelto
como un hombre que intentó ser hombre
y fracasó

contar con los dedos insuficientes
intentos y recortes

prefiero haber podido ser cerca
del horizonte
la sorpresa de mi propia muerte

a este sol voraz
que todo lo abraza

22 de octubre de 2014

diminutillos

114.

no te empeñes que te empañas
no te empaches que te despacho
no me deslumbres que te vislumbro
y no me niegues que te anego

19 de octubre de 2014

16 de octubre de 2014

en lo más profundo

en lo más profundo del bosque
el hombre más superficial

en lo más acelerado del día
una palabra con caparazón bosteza

en lo más oportuno aguarda
la oportunidad de desvencijarnos

en esa seguridad
en esa afirmación rotunda
en la chispa del pedernal de tus dientes
está el primer paso
todas las muescas de la pared a estrenar
y los abucheos de los reflejos

ahí
donde ya no estás pero aun te sientes
justo ahí toda las bilis
ahí
donde el dolor y sus luces
ahí donde nada queda
aún buscas lo que te pierde