28 de noviembre de 2020

Sueltos

32.

 

Descubro

que se me dio

el sentir

mejor que pensar

 

aprendo

a ir de la mano

a tomar todas las caras

como la expresión cierta

de la grieta en lo que resiste

 

se desvela la parte mullida

el ser detrás del combate

el balbuceo que afina el sentido

ayuda

a no acabarse nunca

22 de noviembre de 2020

De ese árbol no tomes ningún fruto


Mira como transforma su tierra en una lámina

de sed en un paisaje quieto

en un combate entre hermanos

la lluvia en precipitación

el suspiro del que llega en castigo

 

Mira su tronco y dime

si no se parece a un patíbulo si no suena

el aire mellado a milongas

cuando toca sus ramas

 

De ese árbol del ansia que hace aparecer carne

no recojas ni huelas ni confíes

carne mutilada un fruto inmediato en la herida

del hambre que nos obliga a pedir

más pulpa más sal más pólvora más

cáscaras donde nacían los brotes

injertos reyertas rutas confusas de plasma

 

Mira como se surte como concede deseos

con sabor

a pesticida a niño pan de grano muerto

mira atento como cuenta las uñas de los alpinistas

que intentaron llegarle a la suela

a la cima de un olimpo con clave de sangre

 

El árbol del fruto disponible

de la abundancia de la distracción de la bulla

del progreso del mal

de ojo de la salmuera estancada

 

Mira como sus raíces de óxido

te buscan

para obligarte a yacer en su oferta

 

De ese árbol que no es árbol

De esa agua que no es agua

De esa historia que repite

De esa planta que se olvida

del oxígeno y nos deja

medio muertos a los pies

de la única opción viable

de la mejor versión posible

de la cincha

 

No sé quién es ese árbol

pero su sombra no protege de las tormentas

18 de noviembre de 2020

La cepa


La cepa, sarmientos. Acercamientos.

A este niño le gusta mucho el pan

me decía abuela Teresa

 

La leche que mamaste que casi te ahogas

me decía madre

 

Cacacacacaca

balbuceaba con su media lengua abuela Pilar.

 

Los abuelos y padres o no dijeron o no supieron o no quisieron

expulsar de su boca a ese insecto que anida

me decía Cernuda

en los volantes de la luz

 

Se recuerdan las palabras que

nos vistieron que nos mantuvieron

calientes en vela colgados como fruto

atentos al mundo de la criatura sin razón

 

Se recuerda en sus labores

en sus surcos en sus llantos

la tonelada de muertos

que vino a abrir el camino

para que pudiéramos notar en el pecho un conjuro

una llave

la coraza

y el territorio silvestre entre la pirueta y el cargo

 

Se recuerdan palabras como un chal

que nos envuelve siempre niños

todo hambre todo puerta todo invoca

a ese resto con tus ojos todo

tus mismos ojos de cordero

arropado con el verbo de los otros de la guarda

17 de noviembre de 2020

Sueltos

31.

Enseñan a negar nuestro cansancio.
El que descansa es un flojo, no hay peor insulto.
Nos quieren erosionados, por eso

inventemos la siembra, ocupemos el desastre,
traigamos al mundo niños incrédulos
y dejemos que afilen la escapada.

Es tarea de vagos renunciar,
no dar cuerda a la soga.

14 de noviembre de 2020

Sueltos

30.

 

Brote, semilla. Sueltos. Acercamientos

planta un árbol

no empieces desde la semilla

cava a sus pies con las tapas de tu libro

una tumba para el hijo que tendrás

hasta que encuentres

ten siempre a mano el cerrojo

para defender sin crítica

al amigo/símbolo con unas gotas

de arquetipo que te hace sentir

que alguien se enfrenta

a tus fantasmas

 

cuando ya notes

la abulia abrazándote

desmocha el árbol y abandona

los huesos del crío que mantuviste

niño entre libros de páginas blancas

con frases que venían a decir

 

aguanta                                 alguien removerá

la tierra que ayudaste a pudrir

12 de noviembre de 2020

Sueltos

29.

 

Se prohíbe el cante, Sueltos. Acercamientos

Me convencieron para ser soldado

como todos

los de mi estirpe

desaparecidos en la lumbre y la promesa

como todos los que antes lucieron

el pecho no tengo hay que ser vive

todos

los que ocultan su extrañeza en la caja

que se hereda

con ellos vine de una tierra devota

de su mano

por esa línea que asciende y nos deja

sumergidos

por esa parte

entra el silencio

la prohibición de cantar

mientras trabajas mientras inventas

cómo verter tu esfuerzo en el sentido

cómo contar lo que nos viene

 

Así me convencieron

de que esos campos daban

de sí

miel receptáculos limpios para otros

sobre nuestras articulaciones

sobre nuestros errores en cadena

sobre nuestros cuerpos

de zángano

se levanta un viento que mira

para otro lado y disimula

la voz una bocina el timbre

no cantes susurra el látigo

y en su aliento vamos dejando el propio

las cuerdas rotas

entregamos las armas y pedimos paso

la colmena se abre accedemos damos las gracias

zumbamos como una alarma se enciende

el fondo detrás del olvido un destello

 

en el cielo de la boca

 se canta

6 de noviembre de 2020

[que no te lean...]

que no te lean

  la cartilla

  las líneas

  de la mano

  de la vía

 muerta

  su biblia sin vuelo

  la mente

  o el menú

 

que no te lean

  críticas para envasarte la carne

   para demoler

   tu acercamiento al estar

     viva

 

que no te cuenten entre los cuentos

    que se dejan

    el de ser

    más normal que la norma

      que la ley

      que la cuesta abajo

 

     el de la inercia y la genuflexión

     el del palco y el púlpito

     el de la flor decorativa

     el del dolor como una llave

 

que no te cuenten ni te añadan


y si te narran tú relata y si te los imponen

has de saber

  que somos muchas herejes

    abundantes

  las que dejamos de contar

  entre sus filas

    de repetir

  sus cuantitativas patrañas

5 de noviembre de 2020

Sueltos

 28.


hablemos pues de fantasmas


como los que anidan en la norma

como los que corren por las calles

como los que llaman a las puertas

de la fortaleza

cerrada a la intuición


hablemos de fantasmas de sombras

de renacidos que ya no sienten

su cuerpo como un salón

de baile para los atemperados


hablemos ahora de fantasmas

ahora que nos hemos marchado de la muerte